Un rinconcito místico

DSC00367

Me encanta conocer nuevos lugares, esa sensación de llegar a ese destino y no saber que historias nuevas traerás de regreso. Esa curiosidad de niño al descubrir ante tus ojos lo inimaginable. El nutrir tu mente y tu espíritu de nuevas emociones.

Como muchos saben, amo viajar, al igual que muchas otras personas. Con el paso del tiempo me di cuenta lo que para mi es disfrutar de un lugar y no solo el simple hecho de conocerlo, tomarme la foto e irme. Eso se los dejo a los turistas…

yelapaMe considero viajera, una exploradora de nuevas sensaciones, por que no me importa si todo el día estoy en un solo sitio y no conocí más, por que sé, que en ese sitio lo deguste a fondo, lo hice mío y deje una parte de mi ahí. Es así como vives tus viajes, en el cual pruebas, preguntas, te atreves, y no solo estas tomando fotos y recibiendo montones de información de un sitio al cual después no lo recordaras nunca. ¿Que la casa de quien? ¿Que el monumento de que? ¿Y aquí se celebraba que? Y no me digas que no te ha pasado. Que conociste un gran número de lugares en un día y al final de la noche solo recuerdas lo que comiste, ya que fue lo que más disfrutaste después de haber recorrido toda la ciudad.

En fin, este verano conocí un lugar que ni por la mente me paso. Mi destino principal era Puerto Vallarta, un destino de sol y playa de México. Para mi, era ir abierta a cualquier posibilidad, lista para todo, y en plan sumamente relajante. De pronto un día, sale el plan de ir a Yelapa, una playa a 20 minutos de Vallarta.

DSC00358

El lugar era sumamente tranquilo, con turistas pero no demasiados, los suficientes para apreciar el lugar, las cascadas y el pequeño poblado que se habita ahí. ¿Lo que cuesta? Si te quieres quedar a dormir existe un pequeño hotel Ana Rosa con cocineta, baño , habitación y balcón propio por solo $500 pesos la noche, simplemente un regalo para los turistas.

DSC00362

Puedes consumir productos locales, y tu cocinar tu propia comida, pasar los días en las playas alejados del gran turismo y relajarse en las cascadas a lado de libélulas de colores que hacen juego con el paisaje.

Seamos viajeros de corazón abierto y ojos contentos.

Si te animas, solo pregunta por Yelapa en Puerto Vallarta, y pronto llegarás a ese paraíso.

Anuncios

2 comentarios

  1. Qué preciosas imágenes y estupenda reseña. Me encantan esos rincones poco conocidos, que escapan a la “playa de moda”. Saludos desde Chile.

    • Claro, no devaluó las playas de moda, son bellas también, pero el conocer playas vírgenes y desconocidas tienen ese toque especial y menos contaminado de franquicias.

      Saludos desde México y gracias por pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s