Exento de errores

20141026_113500
Esa desesperación, esas crisis existenciales, esa impotencia, esas ganas que a veces te sobran pero no sabes  donde depositarlas, esa vida que tanto anhelas exprimir y te preguntas ¿Cómo la vivo? Esas críticas, esos malos ratos, esas bofetadas que te da la vida para situarte en tu realidad, para que observes el panorama completo y te digas ¿En verdad esto quiero? ¿Lo hago bien? ¿Quiero vivir de esto?


LC2Muchas preguntas, pocas respuestas, la vida siempre es así.
Pasamos por infinitos momentos, pasamos por diversas  personas, pasamos por trabajos, pasamos de todo. Un día estas que no cabes de la emoción, pavoneas como Beyonce bailando “run the world” y te sientes invencible, intocable, hasta puedes llegar a ser un poco egocéntrico y solo te enfocas en ti. Pero claro luego están esos días malos, esos días en que te bajan de tu nube, ese que te dicen que no eres buena, que no das el ancho, que no tienes la capacidad, esos días que te arrancan tu ser, y lo avientan como trapo viejo, en el cual todo lo ves a tu contra, donde crees que eres mala y no podrás con nada. Que tu mundo se cerró, decepcionaste a todos y lo peor, te sientes decepcionada contigo misma.

Pasa por tu mente un sinfín de situaciones, hasta giras tu vista al escenario de la comodidad, ese que sabes que puedes tomar un trabajo “promedio” vivir “promedio” y solo pasar los días como muerto viviente, dejando atrás tus sueños, tus anhelos y todas tus habilidades tiradas por la borda.  Es triste, es feo, ni Brad Pitt con piropos en la puerta de tu casa te levanta el ánimo. Lo único que quieres es estar sola y encerrada en tu    mismo “fracaso”.

¿A quién no le ha pasado? No creo que exista alguien en este mundo que pase exento por estas situaciones, y si es así, dígame que se siente el no sentir todo el coctel de sentimientos que tenemos dentro de nosotros, que se siente no aprender de tu errores, que se siente saber desde un inicio donde sí y donde no ,  aceptando de todo lo malo lo bueno para crecer, aceptando lo que es correcto y omitiendo varias críticas, solo seguir intentando, seguir probando , sufrir raspones, caídas, moretones que duelen, pero nos hacen fuerte, nos hacen madurar.

20150413_131451La verdad, gracias a todos estos malos ratos. Son los ratos que nos pulen. Somos un diamantito pequeño pequeño (como yo la chiquitita) que con cada balde de agua fría te levanta, te hace aceptar y te hace ser una pequeña grande persona en donde nada ni nadie te hará devaluarte, al contrario, te dan las armas para tener más valor, para narrar tu vida con tu propia voz y no dejar que nadie la narré por ti.

Y para finalizar solo dejo esta frase que siempre me hace mirar al enfrente y seguir luchando: “Puedes continuar para terminar la carrera y las piernas te dolerán por una semana o puedes renunciar y tu mente te dolerá por toda la vida”- Mark Allen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s