Los buenos días no se dan, se hacen.

36

No sé tú, pero yo me estoy cansando.

Cansada de este mundo tan intolerante, tan poco genuino, tan ambicioso y posesivo.

Cansada de la ignorancia del hombre, del etiquetar tan fácil y el opinar sin informar.

Cansada del complejo de borrego que si uno lo hace, todos lo hacen ¿Por qué lo hacen? Por falta de identidad, falta de confianza, falta de conocimiento. Sin generalizar, ojo.

Pero sí, estoy cansada. Como tú, como muchas personas, que sé que están en la misma situación que yo. Que les molesta ver cómo nos atacamos los unos a los otros,de desearnos buenos días, pero no hacernos buenos días y todavía decir que esta generación es más abierta, más relajada, más despierta, bueno, a veces pienso todo lo contrario.
A veces volteo a ver a mi alrededor y solo noto envidias, mentiras, poses y competencia, cuando la competencia de esta vida, es uno mismo.

Tal vez, no estoy exenta de todo lo que menciono, tal vez yo también me puedo declarar culpable de algunas acciones. Y si, tal vez con solo lanzar un montón de palabras de inconformidad con la actualidad no ayude en nada.

13Pero, así como decimos que somos libres, pues también lo soy yo. Ya basta, tengamos un gramo de tolerancia, de empatía, de amabilidad, informémonos de lo que está pasando, no de lo que pasa en Facebook.

Que rezar por esto, que pelear por lo otro, que juzgar, que criticar sin conocer, sin ver, sin consultar el pasado que  se arrastra. Basta.

Tal vez tú no estés viviendo todo lo que los demás están sufriendo, pero no por eso tienes el derecho de lastimar al vecino. Tal vez no estás de acuerdo con el estilo de vida de alguien, las costumbres, su comida etc. Pero, obsérvate tú. Tú tampoco eres una escultura tallada en oro exenta de todo mal. Tu mundo al cual llamas “ideal” para muchos es impensable. Tus gustos, hábitos e idioma para otros son cosa fuera de este mundo.

29Mira un poco fuera de la caja que llevas en tu cabeza, o bien obsérvala por dentro, tal vez ahí encuentras más respuestas. Pero piensa. Pensemos me incluyo. Que todos somos humanos, tan complejos, tan extraños, tan superficiales, que estamos para caernos más de una vez, pero también estamos para levantarnos unos a otros.

Solo te lo comento. Todos somos una obra de arte, tan compleja y difícil de entender, pero intentando mejorar el entorno que tenemos a nuestra manera, a nuestros buenos días.

Así de chiquitita.

Anuncios

4 comentarios sobre “Los buenos días no se dan, se hacen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s