“Corazones que se quieren nunca deben despedirse”

elephant and dog sit on a summer beach

Una frase que encierra a una gran persona, un ser humano auténtico, espontáneo y tierno, el amor más grande que puede existir, que con ese corazón reparte caricias, besos pintados de labial rosa y/o rojo, bromas, chistes, cejas bailadoras, y bueno, un amor singular a los elefantes.

Hablo de ti. Mi ejemplo de disfrute de vida. Mi motor y calor auténtico de amor sincero.

Si, tú, mi nutrióloga por temporadas, donde para ti, nunca era suficiente la comida que nos servías y siempre era un poco más o bien un plato más.

Mi consejera de amores, mi busca novios, la que me decía quién era guapo, para sonreírle y coquetearle como tú lo hacías, con una gracia única.

Y claro, mi diseñadora de bufandas, gorros y bolsas tejidas. Mi proveedora de calcetines y chocolates anuales. Gracias a ti, tengo la mejor línea de accesorios invernales.

Pero, ¿Cómo hacías para estar siempre tan bella? ¿Cómo hacías para sacarme una sonrisa cada día que te veía? ¿Cómo hacías para hacer amigos a cada esquina que pasabas?  Y ¿Cómo hacías para vivir esta vida, con tus locuras, cantos y chistes?

12273139_10153970914395579_1001280776_n

Dime por favor, que con tus olores que dejas, tus recuerdos y fotos, no me basta.Dime, que quiero seguir tu filosofía de vida. Tus ganas de salir, de probar, de consentir y dar amor.

Necesito escuchar tus bromas de doble sentido, para luego verte, y que notes que ya crecí para entenderlas, muriéndote de la vergüenza entre risas, como una niña traviesa.

Es que eres tan especial. Que sé que ahora andas llenando de besos pintados a otros seres. Que ya estás en primera fila para cantar. Bebiendo tu café con leche endulzado de mucha azúcar y crema, acompañado de un pan tipo concha (necesariamente de la pastelería “Esperanza”).

Siempre alejando el durazno, pero acercando platanitos. Los chocolates, esos nunca faltaban.

Ahora solo me queda recordarte, pensarte y tomar lo mejor de ti. Que es todo. Me queda sonreír, por ti, vivir la vida como tú la disfrutabas y un poco más. Tomarte de ejemplo, y poder algún día, dar tanto amor, como tú lo dabas.

12271178_10153970915955579_1551879366_o

Y no es un adiós, por que como tu siempre lo dices. Corazones que se quieren no deben decirse adiós. Se que nos volveremos a ver. Solo es un hasta pronto. Porque como eres tan inquieta, ahora, quieres conocer más espacios, quieres visitar a personas ,esas que tienes tiempo sin ver. Yo no te retengo más, te llevo dentro de mi.Te deseo buen viaje, nos veremos después, mi ejemplo más tierno a seguir, mi anís.

Tu Marianita, Tu chikis.

Anuncios

6 comentarios sobre ““Corazones que se quieren nunca deben despedirse”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s