Lo extraordinario en lo ordinario de Obregón.

Los días en Obregón pasan rapidísimo. Tan rápido, que me cuesta poner en orden las ideas. Voy, vengo, me encierro y salgo por la ciudad más de lo que pensaba que iba a salir, me reencuentro, me encuentro, charlo, me reúno, escribo, visito amigos y paso tiempo con la familia. Me pongo al día de … Sigue leyendo Lo extraordinario en lo ordinario de Obregón.

Anuncios