Deliciosa escritura nunca te alejes de mi.

IMG-20180526-WA0038

El placer de escribir es como mi psicólogo de cabecera. Es mi diario de pequeña, y mis notas de “Mariana distraída”. Es ese recordatorio de todo lo que digo, pienso y hago. Un mandamiento de sueños, retos y objetivos, los cuales si no los pongo sobre papel, para mi, no son compromisos. Es como un contrato conmigo misma. Un sentimiento de promesa que como esta sobre papel debo encontrar el medio para verlo fuera de él. Para ver esa misión real. Y no sólo en mi colección de bloc de notas y cuadernos.

Me gusta imaginar que existe un universo paralelo en el que escribo todos los días y por todo el día. Pero a la vez, me pregunto, ¿De que podré escribir tanto, si no salgo al mundo a vivirlo, bailarlo y gozarlo?.

El mes pasado cumpli mis 26 jóvenes años. La fiesta nacional de mayo, la cual título: “el día más bonito del año”. ¿Para quién? para mi, da igual si los demás no lo ven así. Es ese día que siento que hasta floto y comienza mi locura de saltar como Heidi por los prados. Ese día le dedico su tiempo especial a mi decreto de cosas por cumplir. Descarto, agrego y modifico. Porque siempre podemos cambiar de opinión en base a lo que queremos. Soy como una nena chiquita, escribiendo con bolígrafos de colores, y post it. Para resaltar por prioridad que quiero primero. Sí, así de loca estoy.

Descubrí que por medio de estos ejercicios, que poco a poco los fui generando hábitos diarios, listados, notas, y escritos sin destinatarios.. Me fue desenvolviendo un entreno para estar alerta, estar despierta, estar al tanto del día a día por más distraída que pueda ser. Me genero una especie de confianza con el presente. Un estar a mano con el y dejarme envolver por el ahora. Por el “un día a la vez”.

IMG-20180210-WA0017

La escritura me muestra, que estar loca, extrovertida e introvertida a la vez, está bien. Que puedo ser lo más aventurera posible pero también puedo ser la persona más ermitaña, que puedo juntar las dos extremidades, y regalarme así ese balance que a veces no encuentro. Es por eso que me caigo tanto por Girona (broma, pero si me caigo mucho).

En fin, escribir o intento de ello. Me permite bajar esos pensamiento que a veces me autosabotean, que a veces me hacen volar y querer ver el mundo como las aves desde arriba. Me permite encontrar lugares perdidos, hacer de los rincones comunes un espacio de perfección, mi lugar de reflexión. Me permite irme al mar y solo fundirme en la arena, sentir el viento y poner un estado #offline a mi mente inquieta.  

IMG-20180310-WA0049

Escribir me regala mucho más de lo que yo pensaba, y yo les regalo a ustedes este “mucho – poco combo de letras”. Les regalo una sonrisa dibujada en cada párrafo y un abrazo abundante para una vida más simple, llena de atardeceres y tacos…si, muchos tacos.  

La Chiquitita

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s