Una mujer inventando como ser libre puertas a dentro.

WhatsApp Image 2020-04-22 at 6.16.17 AM

Todos hablan de la libertad, todos hablan de las ganas de salir, ir a correr, ver a nuestros amigos, abrazar, retomar la vida normal, retomar nuestra cotidianidad. 

Todos hablan de que nos detuvieron la vida, le pusieron frenos, una pausa, un “estate quieto”.

Todos hablan del miedo, pánico, insomnio, soledad, desempleo, pobreza y un centenar de preocupaciones.

Si, todos nos colgamos títulos de expertologos. Sabemos todos los temas, somos más capaces que nuestros presidentes, más inteligentes que nuestros doctores, y más eficaces que los investigadores. Somos bien chingones con un clic de distancia, con una pantalla que nos protege, un “modo avión” y aquí no paso nada. 

Pero curiosamente, nos piden una sola cosa. Nos piden, quedarte en casa. Y hasta eso se vuelve un ARTE. Hasta eso nos cuesta, lo criticamos, y lo devaluamos. 

Si, últimamente relaciono al arte con todo, pero es que la vida termina siendo eso. Una definición abierta, llena de culturas, ideas, emociones. Una expresión con cierta estética  para comunicar algo. Simplemente para crearlo.

Todos hablamos de la libertad, pero cuando vemos a alguien siendo libre, nos espantamos. 

Ya no hablo del confinamiento. Pero es una manera muy clara de entenderlo. Si alguien sale de casa, ya es mal visto. Si alguien sale de la “normalidad” y vive su vida a su gusto (libre) ya se espantan. 

¿Qué es la libertad?

¿La encerramos tan fríamente, al simple hecho de no poder salir de casa? O en realidad, lo que más nos da miedo es probar nuestra propia libertad puertas a dentro. 

Esa que en realidad nadie ve, nadie conoce, te aseguro que ni tu mismo. Que estos días te vienes sorprendiendo con actitudes, habilidades, recuerdos e ideas que se desenvuelven a lo largo de esta cuarentena. Sobre todo en la noche eh… Ya te vi desvelándote con esas ojeras que te hacen ver bien guapote (look cuarentonoso), una cosa bien trabajada, chulada, papasito, chiquitooooo. 

Perdón me desvíe… 

Voy a hablar desde mi experiencia, porque no soy todóloga, y no vivimos las mismas realidades. Cada quien tiene su historia de vida, sus experiencias y como dicen todos. No estamos en el mismo barco, pero si en el mismo mar. 

Hasta la fecha creo que llevo más de 40 días en cuarentena, perdí la cuenta y no tengo ganas de contarlos. Pase por mil etapas, muchas que me identifico con la gente en México, que inicio su etapa después que España. Muchas otras que aparecieron esporádicamente. 

Fui incrédula. También pensaba que era una simple gripe, a veces pienso que tuve coronavirus, a veces creo que solo fue una crisis psicológica. Tuve ansiedad, dermatitis, hinchazón, depresión, e insomnio. Me volví adicta a ver noticias. Por todos lados, a todas horas. Mis actividades se reducían a solo actualizarme de números. Después, en un ataque de desesperación, llame a mis padres. Estaba muy angustiada, quería estar en México. Pero vamos, la vida sigue, y aún me quedan muchas cosas por terminar aquí.

Opte por continuar con mi vida literalmente puertas a dentro. Gozar el tiempo, escribir mi tesis, retomar la danza, retomarme a mí. No podía ser tan dura conmigo misma. El trabajo no lo había perdido, mi vida seguía, y se estaba redireccionando a un camino hacia el centro de mí.

Comencé a desconectarme de las redes, y a conectarme más conmigo. Hacerme de una rutina, y cumplir objetivos. La vida no se detiene, uno mismo la detiene. 

No te das cuenta,  pero cuando “la vida puerta abiertas” regrese,  nos tocara trabajar el TRIPLE. Nos tocara esforzarnos MÁS, nos tocara cuidarnos, y cuidar de los demás. Nos tocaran muchas cosas. Pero en verdad, son cosas que de nuestra “REALIDAD” se nos presentan aún sin PANDEMIAS, aún sin crisis económicas, aún sin gente encerrada. 

Solo que ahora nos toco a todos, solo que ahora es el tema en común, solo que ahora sé externa a nivel global.  Pero dime, ¿Cómo era tu vida antes? ¿Recuerdas como era vivir en desempleo? ¿Perderlo todo? ¿Tener ansiedad? ¿Estar lejos de tus seres queridos? ¿Rupturas? ¿Problemas de salud? ¿Sentirte solo?

Amigos, el CoronaVirus,  llego para juntar todas las preocupaciones, toda una vida, todos los temores en un mismo momento. Si, es verdad la gente se está quedando sin comida, sin trabajo, sin recursos. Pero de verdad, estas cosas ya sucedían ANTES DEL COVID. Solo que no le prestabas, le prestábamos atención.

O en serio ¿No sabías que existía pobreza? ¿No sabías que nos podíamos enfermar?¿Qué a veces las cosas no salen como queremos? ¿Qué a veces por más que quieras no puedes ver a tu familia? ¿Qué las empresas quiebran? ¿Qué el turismo se viene abajo?

Si, ahora todos tenemos una misma duda ¿Y ahora por cuanto tiempo? Todo cambia de un momento a otro. Solo nos queda agarrarnos fuerte al momento y estar listos para saltar al siguiente nivel. Porque allá vamos, al siguiente nivel, en grupo, en colectivo, pero todos juntos.

Y para finalizar, desde aquí te digo, no tienes que hacer algo si no tienes ganas. No tienes que salir emprendedor, cocinero o fitness. No creo que debamos torturarnos. Ni ahora, ni después del COVID. Ya vimos que la vida muy en serio no vale la pena, porque al final todo cambia, de un día para el otro. Solamente no pares, no dejes de trabajar, no dejes de amar, y no dejes de CREAR EN TI. 

Abrazos sanos y salvos desde Girona hasta donde quiera que estés.

6 comentarios sobre “Una mujer inventando como ser libre puertas a dentro.

  1. Qué bonito lo que escribes Mariana!
    También he pasado por mil sentimientos en estos momentos y estoy segura que aun no soy la experta en la vida en cuarentena y que vienen más días en los que me voy a sentir triste y a desesperar, pero así como tú dices, la vida no se detiene, la detenemos nosotros.
    Gracias por seguirnos compartiendo ❤ !
    Mucho amor desde acá!

  2. La cuarentena permitiéndonos ver que, al final de cuentas, el arte nos hace libres. Gracias por escribir y plasmar tus sentires, los abrazo como si fueran míos!!

    Sos muy grande, chiquitita!

    1. ¡Me muero! Que mensaje que me hizo el día, muchas gracias agua revuelta. El arte nos deja ser y fluir. Nos une a nuestro verdadero ser y con personas bonitas que lo comparten. Abrazo a otra GRANDE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s